Te Lo Contamos

Información de salud valiosa: chequea tus heces

Compártenos:

Por Lilly Rivera
Go! Healthy PR

Muchas veces vamos al médico y le pedimos que nos prepare una orden de laboratorios de rutina, para saber si estamos bien o tenemos alguna enfermedad. Queremos saber cómo tenemos los niveles de azúcar en sangre, el colesterol, si tenemos alguna infección en la orina, pero dejamos sin examinar las heces. Y en ellas hay información de salud valiosa.

Licenciada, Marie Angeline Rodríguez Marrero. Foto: suministrada.
Licenciada, Marie Angeline Rodríguez Marrero. Foto: suministrada.

Para la tecnóloga médica licenciada Marie Angeline Rodríguez Marrero, egresada del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, es importante que nos hagamos análisis de heces una vez al año como parte de los chequeos de rutina para poder detectar o descartar enfermedades y tratarlas a tiempo.

Un análisis de heces puede descubrir muchas anomalías incluyendo cáncer del colon, que de hecho, al principio no presenta síntomas y por eso son cruciales las pruebas de detección. Es importante saber que algunos laboratorios clínicos no examinan heces, por lo que se recomienda preguntar al proveedor de salud a cual laboratorio asistir.

¿Cuáles son las pruebas que se le hacen a las heces y para qué?

1- Prueba básica- Es un estudio físico de la excreta. Se evalúa la consistencia, la densidad, el color y hasta el olor de la misma. Con esta prueba se puede tener una idea de si el paciente tiene deshidratación o qué está pasando en su alimentación diaria.

2- Estudio bioquímico- Estudia los diferentes componentes que forman las heces fecales. Las heces fecales están compuestas de 70% agua y 30% de otros componentes como las grasas, proteínas, bacterias y fibras que nuestro cuerpo no degrada.

Con un análisis de grasas en la excreta se puede determinar si la persona tiene problemas pancreáticos o digestivos. Para la licenciada Rodríguez, es una prueba de mucho valor que también analiza otros tipos de enzimas y diferentes bacterias.

3- Prueba de sangre oculta – Para la tecnóloga es la prueba más importante y de acuerdo con su experiencia clínica, es la que más los médicos ordenan porque es un medio para sospechar si existe cáncer de colon, úlceras en el intestino, pólipos o tumores.

Rodríguez explica que la prueba es bien sencilla de realizar. Tiene un anticuerpo que detecta la hemoglobina y automáticamente determina si hay sangre oculta o no. Junto con la prueba de sangre oculta se realiza el análisis de leucocitos o células blancas que son nuestras células de defensa para saber si hay infección bacteriana.

4-Prueba de los parásitos – “Aquí en Puerto Rico, pues, se piensa verdad, se tiene esta idea de que no hay parásitos pero sí, los hay. Y muchos médicos pasan de alto ciertas sintomatologías de los pacientes y obvian el pensar en un posible parásito. Y la realidad es que sí, en Puerto Rico sí, hay parásitos y una forma de detectarlos es a través de la excreta”, certifica la licenciada Rodríguez.

¿Qué nos hacen los parásitos?

“Muchísimas cosas. Te pueden hasta crear daños en las diferentes partes del cuerpo incluyendo los intestinos. Porque si el parásito es de estos como la Solitaria o la Tenia que son parásitos que crecen y crecen y crecen, te pueden obstruir tu sistema digestivo”, dice Rodríguez.

Por eso, insiste la tecnóloga, es bien importante estar pendientes a estas pruebas. La prueba de parásitos de acuerdo con la también bióloga, es simple, se toma la excreta se diluye con ciertas soluciones y se observa a través del microscopio. Lo que se busca son los huevos de los parásitos para identificarlos e informar resultados al médico para que pueda atender el problema del individuo adecuadamente.

Otro análisis importante es el cultivo de excreta que según manifiesta la tecnóloga va de la mano de las pruebas de leucocitos. El cultivo de excreta se realiza para determinar bacterias patogénicas como Shigella, Salmonela o E. Coli entre otras.

Basado en su experiencia Rodríguez certifica que la mayoría de las veces el médico manda a hacer las pruebas cuando hay sospecha clara y como resultado la mayoría de las pruebas salen positivas. “Esto no debería ser así, deberían hacerse estas pruebas de forma rutinaria para prevenir enfermedades”, recalca la licenciada.

La tecnóloga sugiere que cada persona solicite a su médico una orden para examen de excreta de rutina una vez al año o antes si siente alguna molestia.